10 jun. 2017

TEXTOS: PUBLICITARIO.




Hoy os voy a dejar unas características básicas y muy esquematizadas para identificar a un texto publicitario, que puede ser de utilidad a la hora de hacer un comentario en Historia o examinar el contenido de una fuente, ya que en realidad, un texto publicitario, nos permite ver:

  • tendencias en productos y servicios.
  • análisis de precios, demandas, estrategias empresariales y estatales, etc. dentro del marco económico, político e incluso social de un país.
  • análisis de patrocinadores de campañas publicitarias.
  • etc.

Teniendo en cuenta esto, analizando un texto de carácter publicitario, se pueden extraer datos, como:

  • mensajes persuasivos, como:
          - para comprar un producto.
          - contratar un servicio.
          - realizar una acción social.
          - etc.
  • mensajes que instiguen a realizar una acción determinada, como:
          - acudir a una manifestación, 
          - acudir a votar en las elecciones de un país.
          - apuntarse a un curso.
          - asistir a un evento.
          - aportar un mensaje para concienciar a las masas.
          - etc.


El texto publicitario puede utilizar textos de varios tipos:

  • Textos argumentativos: ya que exponen las razones que deberían llevar al consumir a comprar un producto, etc.
  • Textos descriptivos: con los detalles y características de lo que se pretende comercializar.
  • Textos narrativos: cuando se narra una pequeña historia con la intención de presentar lo anunciado.

Son textos con un mensaje unilateral y con receptor universal, aunque se suele tener muy en cuenta al receptor a quien se dirige, siendo su principal objetivo, la persuasión.

Hay un predominio de la función conativa o apelativa. Se trata de actuar sobre el receptor mediante la persuasión, así que se atiende fundamentalmente al modo en el que se ofrece el mensaje, es decir, a la función poética o estética del lenguaje.

Elementos del mensaje:

  • Icónicos: hace referencia a varios aspectos:

- Al tipo de tamaño de las letras.

- La distribución de los espacios.

- Las imágenes, dibujos, fotografías se semantizan, es decir, que adquieren significación, y actúan denotativa y connotativamente.

- La idea principal o eslogan tiene letras de mayor tamaño.

- La marca del producto suele ir  en la parte inferior derecha, para que sea lo último que quede impreso en la retina, aunque no siempre ocurre así.

  • Verbales:

- Se busca la expresividad y la eficacia con brevedad, aun a costa de la gramática. Se trata de sugerir el máximo con el mínimo de elementos.

- Se prefieren las palabras llenas, con contenido semántico (sustantivos, verbos, adjetivos y adverbios).

- Sitácticamente predomina la yuxtaposición.

- Son frecuentes las elipsis de verbo, de preposiciones y, en ocasiones, de todo el mensaje verbal. Solo aparece la imagen y el nombre del producto (suele hacerse en productos caros).

- Eslogan (golpear): es una de las máximas manifestaciones de la economía de la lengua. Se trata de decir el máximo sobre el producto con una frase breve y persuadir al mismo tiempo al receptor para que lo consuma.

- Es frecuente la falta de verbo y las frases nominales. Ejemplo: "Ser. La radio".

- Identificación entre lo anunciado y lo que se predica de él. Ejemplo: "Camel. El sabor de la aventura".

- Originalidad. Innovación y sorpresa. Se trata de impactar.

- Recursos que llaman la atención sobre el propio mensaje (rimas, aliteraciones, paronomasias, neologismos, términos seudocientíficos, anglicismos, etc.).

- Utilización de la marca como adjetivo: Ejemplo: "Cuerpos Danone"; o como adverbio: "Hoy me siento Flex".

- Frases hechas sacadas de contextos que potencian su significación. Ejemplo: "Francia, a punto de nieve".

- Juegos de palabras. Ejemplo: "Suba a Mercedes ahora que bajan".

- Eufemismos: Ejemplo: "Cuando le cueste llegar al final" (defecar).

- Al servicio de la función apelativa, abundan los imperativos (ejemplo: "Ahorre mientras duerma"), pero se tiende cada vez menos a su utilización, porque se prefiere actuar sobre el receptor más subliminalmente, de forma más sutil y no tan agresiva.

- Los contenidos o valores que la sociedad de consumo ha establecido por encima de todo, nos transmiten:

- Prestigio.
- Éxito.
- Belleza.
- Amor.
- Bienestar.
- Salud.
- Juventud.
- Etc.

- Utiliza la doble semántica: denotativa en primer término y connotativa. Ejemplos:

- el whisky significa estatus. 
- el detergente, la solución de los problemas familiares.
- la colonia masculina, relaciones amorosas.

- El mensaje lingüístico y la imagen forman un todo indisoluble y complementario.

MUCHAS GRACIAS!!

MUCHAS GRACIAS!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...