22 sept. 2016

La princesa viuda. Catalina de Aragón.

Jean Plaidy, La princesa viuda. Catalina de Aragón. Serie: Las reinas Tudor I. Ed. Planeta. 2012. Epub.


Bajo el pseudónimo de Jean Plaidy, la escritora inglesa Eleanor Alice Burford Hibbert, comienza una colección de novelas históricas de seis obras sobre la dinastía Tudor (1485-1603): “Las Reinas Tudor”.

Esta obra, “La princesa viuda”, se centra fundamentalmente en la figura real de Catalina de Aragón. Para ello, en esta edición de Epub, se han aunado tres obras de Jean Plaidy, para dividirla en tres partes cuyo orden es el siguiente:

- Catalina, virgen y viuda, que se publicó en el año 1961.
- La sombra de la granada, que se publicó en el año 1962.
- El secreto del rey, que se publicó en el año 1962.

De esta forma consigue abarcar un amplio espacio temporal que va desde la llegada de Catalina a la corte inglesa en 1501 hasta su muerte en 1536.

Se trata de una época en la que la hegemonía española era la dominante. En España se habían unido dos reinos, Castilla y Aragón, frente al último reducto árabe que cesa en 1492 en Granada. Junto a ello, la apertura de un nuevo mundo, América. Mientras, en la vieja Europa, se estaba criando bajo la tutela de Maximiliano de Austria, el futuro emperador Carlos I (V), nieto de los Reyes Católicos. A su vez, Francia sería otro de los países en los que se medraría el futuro mapa internacional. Por tanto, el matrimonio del heredero al trono de Inglaterra con una de las hijas de los Reyes Católicos resultaba muy atractivo y ventajoso a los ojos de un monarca ambicioso como Enrique VII, cuyo ascenso al trono inglés había sido reciente tras la guerra civil, o lo que es más conocido como la guerra de las dos rosas.

Pero esto es sólo el contexto en el que se desarrolla esta obra, ya que su autora nos narra, a través de un lenguaje muy sencillo y en tercera persona, la vida de Catalina de Aragón, la última hija de los Reyes Católicos, quien partió rumbo a Inglaterra con la mitad de una dote prometida para contraer nupcias con el heredero al trono de dicho país, Arturo. Dado que éste muere al poco tiempo de contraer matrimonio por unas fiebres, Catalina se queda en Inglaterra en manos de un codicioso monarca Enrique VII, que prefiere que se quede allí a la espera de renegociar un nuevo casamiento. 

En el libro se describe estos siete años de incertidumbre hacia el futuro de esta princesa viuda, donde el sufrimiento de haber abandonado su país y su familia a una tierna edad, unida al cambio de sentirse sola en una corte extranjera y la tragedia de la muerte de su esposo, la hacen una figura débil pero respaldada por un rancio linaje real poderoso y fuerte en la época: los Trastamara.

En la segunda parte, Enrique VIII, que estaba destinado a la Iglesia, asciende, convirtiéndose en el nuevo sucesor al trono inglés y decide casarse con la viuda de su hermano, Catalina. Tras unos años de vivir felices, el matrimonio se va resquebrajando poco a poco, dado el deseo del monarca de querer tener un hijo varón que nunca llegó, no así, consiguió sobrevivir una única hija, María

Tras varios idilios amorosos del monarca con algunas de las damas de la corte, el rey se va separando cada vez más de su reina, Por tanto, en esta tercera parte, nos encontramos con la descripción de varios pasajes en los que se va viendo el progresivo repudio de la reina Catalina, motivado por la falta de un heredero varón al trono e instigado por un deseo obsesivo del monarca de conseguir la anulación del matrimonio con Catalina de Aragón y poder casarse de nuevo con la única dama cortesana que se le había resistido hasta el momento, Ana Bolena.

Entre tanto, la trama de intrigas amorosas y cortesanas, se entrelazan con el tira y afloja de una política exterior que va cambiando el panorama internacional a través de hostilidades y amistades entre Inglaterra, Francia, España y la Iglesia Católica romana, a tenor de personajes que buscan ascender socialmente a través de los favores reales, como el caso del obispo Wolsey, Tomás Bolena o Thomas Cranmer.

En cualquier caso, la novela desvela la personalidad de una reina de su época, limitada a cumplir un papel político y procrear herederos para la corona, con una fuerte moral religiosa y con unas raíces familiares que la llevaron a tener cierta lealtad por sus orígenes, lo que le valieron en algunas ocasiones labores de embajadora diplomática de España, siempre títere de la política de su padre Fernando,  mientras que se fue granjeando el cariño del pueblo inglés a través de sus obras de caridad. A ello se le une el profundo amor por su hija, a quien siempre consideró la legítima heredera al trono inglés.

Por tanto, cabe señalar que la novela, centrada desde la perspectiva de la vida de Catalina, nos sumerge en un drama donde no le falta casi de nada, siendo una novela de fácil lectura y amena, pero de la que no se puede destacar especialmente más que la propia historia que recoge.



AÑO DE PUBLICACIÓN DEL LIBRO COMPILATORIO: 1984.
NOTA: Quizá os interese leer algo más sobre Enrique VIII recogido en una sátira fallera a la que podéis acceder pinchando en la fotografía de más abajo:


Y pinchando en la fotografía que sigue, podéis acceder a leer un resumen sobre los matrimonios de Enrique VIII:


2 comentarios:

  1. Adoro los libros de Jean Plaidy. Con ella aprendí muchísimo sobre la historia inglesa(mi preferida.
    Tengo muchos libros de ella, algunos comprados en librerías de viejo, pero no tengo estos que comentas.
    Sonia, no conocía esta faceta tuya. Por aquí me tenrás a menudo, adoro la historia.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  2. Hola Sonia!! Siempre aprendiendo! Es cierto que libros e historia de "los Enriques" se le haya dado más bombo...son grandes historias! Pero la reseña que nos muestras, no es menos importante! Me ha entrado mucha curiosidad por Catalina de Aragón!
    Buen post guapa! Besos!

    ResponderEliminar

MUCHAS GRACIAS!!

MUCHAS GRACIAS!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...